El famoso emparedado ha creado mucho caos. El sujeto terminó pidiendo perdón de rodillas.

Recibe paliza y se queda sin sandwich de pollo por andar de racista en un Popeyes.

Le fue muy mal al racista. Un hombre blanco terminó pidiendo perdón a varios miembros de la comunidad negra después de gritar insultos racistas en un restaurante Popeyes. Se desconoce el lugar donde ocurrió el incidente.

Un video muestra cuando el sujeto grita enloquecido a un hombre negro que espera en la línea. El sujeto usa la palabra más ofensiva contra los afroamericanos. El hombre sale con su comida del restaurante y el video se corta.

Una nueva escena muestra al hombre acosado por una multitud. “¿A quién llamas así? Estás en mi barrio?”, le grita un sujeto. Otra parte del video muestra a una empleada tratando de remediar la situación. El sujeto se quedó sin el famoso sandwich de pollo que la cadena ha puesto en venta y que desató una fiebre por comerlo en todo el país.