Se suicidó en la cárcel Michael Grief, el hombre de Long Island (NY) detenido tras ser acusado de sacarle los ojos a su abuela en medio de una disputa familia por dinero.

Las autoridades dijeron a Newsday que un guardia en la cárcel del condado Suffolk en Yaphank encontró a Grief (30) años colgado en su celda el viernes por la mañana. No tenía arrestos previos, pero sí antecedentes de enfermedad mental y fue admitido para recibir atención cuando era más joven.

Pero Michael Sharkey, jefe de policía de la cárcel, dijo que Grief no estaba bajo vigilancia de suicidio. Enfrentaba tres cargos de agresión violenta por el incidente que dejó ciega a su abuela Sheila Grief (78), en la casa que compartían en Sayville, el 19 de febrero. Se había declarado”no culpable” eb su comparecencia por cargos de asalto el miércoles 6 de marzo.

Las autoridades dicen que la pelea comenzó después de que él retiró $1 mil dólares de la cuenta de su abuela, usando su tarjeta de débito. Los médicos han dicho que la anciana tiene menos de 1% de posibilidad de recuperar la vista, pues su nieto le rompió los globos oculares usando sus dedos.