Por Jacobo Strimling | [email protected]

•Tras la llegada del verano y el registro de la primera muerte infantil por olvido dentro de un automóvil, las autoridades estatales recomiendan a padres y cuidadores desarrollar hábitos que les recuerden que viajan con un menor en su asiento trasero.

Charlotte, NC.- Le puede pasar a cualquier padre o madre y es frecuente, sí. Sucede quizás por una situación de tensión que hace olvidarnos de los eventos habituales.  Aun así, nadie cree que le pueda pasar a él o ella. Sin embargo, la realidad es que cada año en Estados Unidos en promedio 37 bebés mueren tras ser dejados en los carros.

En estados como Carolina del Norte, donde las temperaturas son más elevadas, ocurre con mayor frecuencia. El 2019 ya cobró su primera víctima, un bebé de 9 meses que fue dejado por su madre dentro de su auto cuando esta fue a trabajar.

Ocurrió el pasado 2 de mayo en Winston- Salem. Según los reportes, el bebé quedó desatendido por varias horas. La madre, Kayla Rochelle Rodgers, 23 años, enfrenta cargos de asesinato y abuso infantil.

Tomando precauciones

Con el fin de evitar fatalidades como esta, el Comisionado de Seguros Mike Causey inició la campaña “Baby, It’s Hot Inside”, para crear conciencia y educación sobre este delicado tema.

De acuerdo a Safe Kids USA, nueve niños han muerto a causa de un golpe de calor dentro de vehículos en los Estados Unidos en lo que va de 2019. El año pasado, fue el peor de la historia, 52 niños murieron en las mismas situaciones. Este número récord de muertes exige el aumento de la educación de todos los padres y cuidadores.

Julio es el mes más mortal para los casos de hipertermia vehicular en niños, pero el peligro se extiende de marzo a noviembre en nuestra área debido al clima subtropical de Carolina del Norte, explicaron las autoridades.

Causey sugirió a los padres dejar un artículo que le sea imprescindible en el asiento trasero, como su teléfono celular, o un objeto tal como un osito de peluche en el asiento del conductor para hacerles recordar que hay un bebé a bordo.

Un olvido fatal

En Estados Unidos la cifra de muertes de niños tras ser olvidados en el vehículo se disparó a partir de los años noventa, cuando el código de circulación estableció que los menores debían viajar en la parte trasera del coche. Atados en aparatosas sillas y en no pocas ocasiones viajando de espaldas al conductor, los padres comenzaron a olvidarse más y más de ellos. Sucede en todos los estratos sociales y comunidades demográficas.

“Todos estamos entusiasmados con el regreso del clima cálido en nuestro estado, pero con eso también existe un peligro muy real de insolación”, dijo el Comisionado Causey. “Incluso los mejores padres o cuidadores pueden cometer el error de dejar a un niño desatendido en un automóvil incluso por un minuto, y el resultado final puede ser más peligroso de lo que la gente cree”.

En un evento realizado en la ciudad de Concord y para demostrar qué tan rápido sube la temperatura dentro de un automóvil, se colocaron chocolates y malvaviscos en el interior, los cuales en pocos minutos resultaron en ‘smores’, un delicioso recordatorio de lo amargo que es la muerte de un hijo por una distracción.

En el mismo evento, el empresario Michael Hubert demostró a HOLA NEWS el ‘Baby Safery Snap”, un objeto inventado por él que ayuda a los conductores a recordar que tienen un bebé en el carro. Según el inventor, uno de cada cuatro padres han olvidado a un niño o bebe en un auto.

Recomendaciones
•Mire su vehículo antes de cerrarlo con llave.
•Convierta en hábito el abrir las puertas traseras toda vez que estacione para asegurarse de que nadie quede encerrado.
•Para reforzar este hábito, coloque un artículo que le sea imprescindible en el asiento trasero: su tarjeta de identificación de empleado, su computadora portátil, su teléfono, su bolso, etc.
•Pídale a su proveedor de cuidado infantil que lo llame de inmediato si su hijo no ha llegado a la hora programada.
•Anuncie claramente y confirme quién es responsable de sacar a cada niño del vehículo.
•Asegúrese de que ningún niño pueda ingresar en un vehículo estacionado.
•Enseñe a los niños a que toquen la bocina (klaxon) si se quedan encerrados dentro de un automóvil.
•Si un niño desaparece, revisar con cuidado los compartimientos internos de pasajeros y las cajuelas (baúles,maleteras, etc.) de todos los vehículos de la zona, incluso si están cerrados con llave. Un niño puede intencionalmente cerrar las puertas del vehículo después de entrar en el vehículo por su cuenta, pero quizás no pueda abrirlas.
•Involúcrese si alguna vez ve a un niño solo en un vehículo. Llamar al 911 inmediatamente y, si le es posible, sacarlo del vehículo tan pronto como sea posible.