Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de azúcar de una persona con una masa corporal normal debería ser menor al 5% de la ingesta calórica diaria. Pero hay sustitutos del azúcar que nos lo ponen más fácil.

Si echamos las cuentas, seguramente tomamos más azúcar que el recomendado. ¿Qué podemos hacer?

Stevia. Es un perfecto sustituto del azúcar y uno de los más sanos. Se trata de un producto totalmente natural que no presenta calorías. Se dice que de todos los edulcorantes naturales disponibles en el mercado, se trata del más saludable. Así que ya podemos empezar a aumentar su ingesta en nuestra dieta.

Miel. Desde tiempo fue una alternativa al azúcar, pero luego se ha descubierto que posee un alto contenido de azúcar. Si bien es saludable porque cuenta  con muchos minerales y vitaminas se debe tomar con moderación y según el caso de cada uno (tener el colesterol alto o bien diabetes) evitarla o bien preguntar si puedes tomártela.

Sirope de arce. El sirope se extrae a partir de la evaporación de la savia de un árbol que suele ser bastante común en Estados Unidos. De ahí que este sirope se suela tomar en desayunos, meriendas, y postres. Es natural y un buen sustituto del azúcar si bien tiene azúcares simples, así que no nos pasemos.

Azúcar de coco. Es bueno porque también posee minerales y vitaminas, y suele ser más saludable que el azúcar que todos conocemos. Por ejemplo, el de coco cuenta con un bajo índice glucémico (IG). Tiene 35 cuando se considera alto en 55.

Xilitol. Dentro de los sustitutos del azúcar, está el xilitol. Se extrae del abedul y es parecido al azúcar convencional pero se diferencia porque su valor calórico es de 2,4 calorías por gramo mientras que el azúcar blanco es de 4,0. Es decir, mucho menos que el convencional.

Eritritol. Lo podemos encontrar en determinadas frutas y en alimentos fermentados. Prácticamente no posee calorías y es saludable.

Si no sabes con qué empezar a sustituir el azúcar de tu café diario, aquí tienes algunos ejemplo, y también puedes preguntar al nutricionista.