Zoe Archibald, de 34 años de edad, logro entrar en el auto de plástico Little Tikes de su sobrino. Pero después, no pudo salir. Todo comenzó durante una reunión familiar el último viernes, broma va, broma viene, Zoe aposto a sus familiares que ella podía entrar en el pequeño auto de plástico de su sobrino más pequeño.

Al notar que no podía subirse, no tuvo mejor idea que tratar de entrar al auto colocándoselo en su cabeza, como una remera. Pero el auto se atascó alrededor de ella. Zoe intento liberarse por un largo rato, pero finalmente, su papa Kevin tuvo que cortar la estructura del auto para poder liberarla.

Su sobrino Matthew Shepherd-Bull, de 26 años, quien filmó su liberación, dijo: “No había manera de que ella pudiera salir”. Además, agrego: “Ella estuvo allí por una hora. Tuvimos que cortar la parte trasera del auto para sacarla. No importa lo que hicimos, ella no podía salir. Todo el mundo lo encontró divertido, incluso Zoe.”