CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Las autoridades mexicanas elevaron al más alto el nivel de alerta por el volcán Popocatépetl, pero aún debajo del nivel de emergencia.

La agencia de prevención de desastres del país informó el jueves que se ha emitido una alerta amarilla de nivel tres, que está un escalón abajo de la alerta roja, que desencadena los preparativos para evacuaciones de los pobladores en los alrededores del volcán.

El volcán parece estar ahora arrojando rocas calientes, cenizas y gas directamente de conductos internos.

El estratovolcán de 5.426 metros (17.797 pies) ha estado particularmente activo en los últimos meses, pero en los últimos días de sus laderas han caído rocas incandescentes a una distancia de unos 2,5 kilómetros (milla y media), además de que ha enviado columnas de ceniza al cielo nocturno cerca de la capital de la nación.

Unos 25 millones de personas viven a unos 100 kilómetros (60 millas) del cráter.