Luis Miguel deberá pagar cinco millones de pesos para compensar los daños y “evitar una demanda”, por golpear a un ingeniero de sonido durante un reciente concierto en Panamá.

Luis Miguel está negociando qué tipo de compensación le dará al ingeniero Norberto Cansado, pues durante el concierto, “El Sol” estaba borracho, ya que había tomado vino y después coñac, y no desea que el asunto llegue a los tribunales.

“Cuando llega bajo los efectos del alcohol, sus sentidos no están al cien y siempre se pone muy exigente”, dijo el informante.