Los Ángeles, 1 may (EFEUSA).- Las calles de Los Ángeles se han convertido este miércoles, en que se conmemora el Día Internacional del Trabajo, en plataforma para demandas en pos de una mejora de las condiciones laborales y un trato igualitario y respetuoso para los trabajadores inmigrantes.

Unas 5.000 personas se han concentrado en el parque MacArthur para dar inicio a la denominada “Poder del pueblo de Los Ángeles”, una marcha organizada por unas 77 organizaciones locales, una de las tantas previstas para hoy y que comenzó con el tema “el son de la negra”, interpretada por el grupo de mariachi Las Divas.

636923675099737238.jpg

“Es muy importante recordarle al Gobierno que nosotros somos quienes movemos este gran país, sin nosotros este país no es nada”, defendió en declaraciones a Efe Silvia Rivera, una mexicana de la filial local 721 del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU).

“Nosotros no le hacemos el feo al trabajo, al contrario, a lo que venga le echamos ganas. Entonces, el gobierno se tiene que dar cuenta de que estamos aquí para hacer crecer este gran país”, ahondó.

Rivera, junto a un grupo de compañeras que trabajan en restaurantes de comida rápida, participó en la marcha coordinada también por grupos de abogacía a favor de indocumentados y que se inició esta tarde en el parque Douglas MacArthur, habitual punto de encuentro de la comunidad inmigrante.

636923675070518861.jpg

Desde ahí comenzó un recorrido hacia “Grand Park” en medio de reclamos a favor de los derechos de los trabajadores y de los inmigrantes, principal base laboral en sectores como construcción, hostelería y agricultura.

“Somos la fuerza trabajadora”, “Alto a la intimidación” y “Poder migrante”, fueron algunos de las proclamas escritas en pancartas.

Rigoberto Valdez, vicepresidente de la filial Local 770 del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Alimentos y el Comercio (UFCW), dijo a Efe que “parece ridículo que en este país, que tiene una economía muy fuerte en este momento, no se le dé el respeto al trabajador migrante”.

“La mayoría de los inmigrantes son trabajadores, son gente que participa de la economía de este país, paga impuestos y participa para llevar este país adelante”, agregó, para luego reclamar que se detenga todas las “formas de persecución en contra de los inmigrantes”.

636923675113018325.jpg

“Como trabajadores necesitamos ganar un sueldo digno, tener respeto en nuestro trabajo, tener prestaciones como cuidados de salud, retiro, esos tipos de beneficios son cosas que no todos los trabajadores tienen”, aclaró el sindicalista de UFCW.

Tessie Borden, vocera de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA), dijo a Efe que “cuando hablamos de trabajadores y hablamos de inmigrantes hablamos esencialmente de las mismas personas”.

“Entonces estamos diciendo que estas personas tienen valor, que han hecho una contribución indudable en este país”, agregó.

La portavoz de CHIRLA destacó que a raíz del “miedo” que provocan las políticas contra los indocumentados “industrias que dependen de los inmigrantes” son afectadas al no poder encontrar trabajadores, como a menudo ocurre en haciendas de producción agrícola.

Borden manifestó que la marcha sirve para celebrar “victorias recientes” conseguidas en Los Ángeles, como las mejores condiciones logradas para los maestros y el sistema educativo local, luego de la huelga del pasado enero, así como el permiso otorgado a los vendedores ambulantes para vender en las calles.

Este miércoles, la ciudad acogió varias manifestaciones con motivo del Día Internacional del Trabajo, entre ellas la denominada “La lucha de los trabajadores no tiene frontera”, convocada por La Unión del Bario, también en el parque MacArthur, frente a la estatua de San Oscar Romero.

A su vez, la marcha “May day in Boyle Heights” inició con una protesta frente a la estación Hollenbeck del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) y terminó con una concentración para exigir “Legalización para todos” en la plaza del Mariachi. EFEUSA