El CEO de la red social aclara que la aplicación almacena datos de los usuarios sólo “para mejorar su experiencia” El cofundador y presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, volvió a asegurar este jueves que la red social no vendía los datos personales de sus usuarios, en un enésimo intento de acallar las críticas cada vez más recurrentes sobre la compañía. 

“La mejor forma de hacerlo es ofrecer un servicio gratuito, y eso es lo que la publicidad nos permite hacer” “En los últimos tiempos han surgido muchas preguntas en torno a nuestro modelo económico, por eso quiero aclarar la forma en que funcionamos”, escribió Zuckerberg en una tribuna publicada en la noche del jueves por diarios como el estadounidense The Wall Street Journal o el francés Le Monde. 

“Si nos comprometemos en servir a todos, entonces necesitamos un servicio que sea asequible para todos. La mejor forma de hacerlo es ofrecer un servicio gratuito, y eso es lo que la publicidad nos permite hacer”, explicó.  El multimillonario estadounidense aseguró que Facebook almacena los datos de sus usuarios para mejorar su experiencia. “Las personas nos dicen que si deben ver anuncios, éstos deben ser pertinentes para ellos”.

Pero eso no significa que la compañía venda los datos de sus usuarios, afirmó respondiendo a una de las críticas más habituales contra Facebook, sobre todo desde el escándalo Cambridge Analytica, un caso de intercambio de información personal sin el conocimiento de los usuarios y con fines políticos.  La compañía californiana no proporciona directamente los datos a los anunciantes o demás empresas, sino que cobra por permitir el acceso de esas empresas a los usuarios, clasificados gracias a la información personal que dan a la red social. 

Facebook crea categorías con esos datos, por ejemplo, “personas a las que les gusta la jardinería y viven en España”, a partir de las páginas que les gustan o de los contenidos en los que pinchan”, indicó Zuckerberg, que reconoció que el modelo “puede parecer opaco”. 

Las autoridades británicas afirman que algunos de los sistemas responsables parecen estar en la antigua ex Unión Soviética. El empresario de 34 años respondió a otra crítica recurrente: “Nos preguntan si dejamos contenidos nocivos o conflictivos en nuestro servicio, con el fin de generar más tráfico”, lo que puede contribuir a difundir contenidos ofensivos o noticias falsas. “La respuesta es no”, dijo. 

Según él, la red social no tiene interés en albergar ese tipo de contenidos porque no les gustan a los usuarios y, por tanto, tampoco a los anunciantes.  Las polémicas en las que se ha visto implicada la empresa le han salido caras en materia de imagen y también económicamente, ya que ha tenido que gastar miles de millones de dólares para limpiar la famosa red.

El grupo también se ve afectado por los cambios de hábitos de los internautas y un efecto de saturación que frenan su crecimiento, aunque siguen aumentando sus ingresos y su número de usuarios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here