Empresa inserta un chip en el cerebro de un mono y ahora puede controlar una computadora con la mente Quizás muy pronto podamos ser capaces de controlar los dispositivos con el cerebro. 

Elon Musk sorprendió a todos cuando anunció durante un evento que tenía una compañía ‘secreta’, llamada Neuralink. Dicha compañía la formó en 2016, y su principal objetivo es crear un chip que pueda habilitar una interfaz cerebro-computadora. Esto quiere decir que quieren diseñar un chip capaz de ser implantado en el cerebro humano para que pueda recibir y transmitir señales.

El objetivo a corto plazo sería tratar varios trastornos cerebrales graves, como el Alzheimer y el Parkinson, aunque a largo plazo, lo que se buscan es lograr “una simbiosis con la inteligencia artificial”, de acuerdo con Musk.

El diseño actual consta de un chip implantado detrás de la oreja, conectado a los hilos de unos electrodos que tienen aproximadamente un cuarto del ancho de un cabello humano. Estos se enroscan en el cerebro, donde pueden estimular las neuronas y las células nerviosas.

Cuando le preguntaron a Musk si ya había hecho pruebas en animales, el empresario respondió que en efecto ya se había experimentado en ratas y monos, y añadió que “los resultados han sido muy positivos”, pero que algunos de los resultados que han tenido se darían a conocer pronto, en un futuro.

Lo que sí se animó Musk a adelantar es que uno de los monos en los que habían experimentado ya había logrado controlar una computadora con su cerebro. Además, añadió que la compañía espera comenzar pruebas con seres humanos a finales del próximo año.