La mujer no ajustó una de las dos puertas de la incubadora, por lo que la pequeña Roberta, de 3 meses, sufrió una caída al piso de un hospital ubicado en Belém, Brasil.

Un video captado por una cámara de seguridad muestra que dos enfermeras (incluida la del descuido) se apresuraron a recoger a la bebé, que resultó con “fracturas en la clavícula y en el cráneo” causadas por la aparatosa caída

En una entrevista, Jessica Machado, madre de la menor, contó que Roberta nació prematura y con problemas de reflujo; por esa razón tuvo que pasar unos 2 meses en la incubadora.

La mamá agregó que si bien ella y su esposo estaban en el hospital el día del accidente, este ocurrió justo cuando ambos salieron a almorzar.

Cuando ellos regresaron (unos 10 minutos después del accidente), el personal médico no quiso que los papás entraran a ver a su hija; sin embargo, Jessica insistió hasta que lo logró.

Al observar a Roberta, la mamá se dio cuenta de que algo andaba mal con la bebé, pues se veía desorientada y tenía una hematoma en la cabeza; frente a esto, las enfermeras no dieron explicaciones y se limitaron a decir que nada le había pasado.

Una mujer que presenció lo ocurrido le contó a Jessica sobre la caída, por lo que ella pidió revisar las cámaras de seguridad, y así fue de esa forma que descubrió lo sucedido. Roberta ya tiene 8 meses y está sana; aun así, su salud se sigue monitoreando para evitar efectos adversos por la caída, a la que el hospital evitó referirse.