Con ayuda del filtro para cambiar de género de Snapchat, un estudiante de California, Estados Unidos, atrapó a un policía pederasta tras hacerse pasar por una adolescente de 16 años en Tinder.

Su primera presa fue un hombre de San Mateo con el que intercambió diversos mensajes, sobre todo después de confesarle que Esther (su personaje creado) no tenía 19 años, como obliga la app para poder abrir una cuenta, sino 16. 

Robert Davies, un oficial de policía, cayó de inmediato ante las provocaciones de Ethan, a quien le propuso un encuentro sexual con mensajes cada vez más explícitos hasta que el pasado 5 de junio fue detenido por ser capaz de contactar a una menor de edad.  “Sólo buscaba desenmascarar a alguien después de que mi amiga sufriera acoso y simplemente resultó ser un policía”.

A través de un comunicado, la policía de San Mateo aseguró que los delitos de Davies se produjeron mientras se encontraba fuera de servicio y en otro condado, además de que por el momento se encuentra “puesto en licencia administrativa remunerada”, a fin de que pueda ser investigado. 

“Si bien la investigación criminal sigue su curso, esta acusación, si es cierta, es preocupante y la presunta conducta viola los valores y principios del departamento”, se lee en el documento difundido el pasado 6 de junio.