Una mujer estadounidense que dio a luz a trillizos en una pequeña ciudad de Dakota del Sur declaró que hasta el último momento estuvo convencida de que los dolores que sufría se debían a cálculos renales.

“Cuando comenzaron los dolores me imaginé que eran los cálculos que ya había sufrido antes”, declaró Dannette Giltz este domingo en un programa de televisión de la ciudad de Sturgis.

La madre de los tres bebés, que nacieron el 10 de agosto y pesaron cada uno alrededor de dos kilos, dijo que, a pesar de tener otros dos hijos, nunca se imaginó que tenía un embarazo de 34 semanas cuando fue llevada al hospital.

En ese momento, los médicos le informaron que el dolor que sufría obedecía en realidad a un parto.