Bien dicen que el que persevera alcanza, esto se confirma en la siguiente historia. Una mujer australiana jugó con los mismos números de lotería durante 10 años y hace unos días se llevó la sorpresa de pegarle al gordo y convertirse en millonaria. Medios locales entrevistaron a la mujer quien dijo que siempre tuvo esperanzas en ganar la lotería si usaban los mismos números.

La mujer se llevó un millón de dólares australianos en el premio el miércoles pasado. Ella cuenta que al ver los resultas pensó que estaba alucinando y se fue a dormir, al despertar y volver a checarlos se dio cuenta que no era una broma o una ilusión. Ahora con ese dinero podrá pagar la hipoteca de su casa y se irá de viaje con su familia, cuando termine la crisis del coronavirus.