Un emprendedor mexicano, llamado Alberto González, utilizó materiales como papel reciclado, botellas de plástico y metal reutilizable para fabricar una bicicleta que soporta hasta 170 kilogramos de peso y que aguanta 120 mil kilómetros de uso… y ojo porque no utiliza aire y eso es algo que está llamando mucho la atención.

Alberto González es Ingeniero Mecánico Administrador (IMA) egresado del Tec de Monterrey, campus Chihuahua, y es la mente maestra detrás de la GC1. Esta bicicleta está poniendo su granito de arena al cuidado del medio ambiente pues busca disminuir la huella de carbono y evitar los desperdicios

. “Desarrollé un panel de papel kraft completamente reciclado y le agregué partes plásticas, metal reutilizable de la industria automotriz, caucho reciclado y una pintura a base de unicel reciclado que la hace resistente a la humedad”, explicó Alberto.

El emprendedor mexicano dijo que tenía la intención de crear un producto que pudiera atender varios problemas a nivel internacional, como la salud y el tráfico vehicular de las grandes ciudades. “Elegí el papel kraft porque me parecía bastante resistente.

Me di cuenta que (este material) era muy resistente a compresión, que es lo que generas cuando te subes; y tensión, que es cuando das vuelta”, comentó.