Una estrategia muy ingeniosa, pero no lo suficientemente efectiva…

La Guardia Civil española rescató a dos jóvenes de nacionalidad guineana que viajaban ocultos en un auto en la ciudad autónoma de Melilla.

Los agentes descubrieron a un varón de 19 años inmovilizado con su cabeza y espalda aprisionadas entre partes del motor y a una joven dentro del maletero del vehículo.

Ambos mostraban entumecimiento, dificultad para andar y signos de intoxicación por los gases del coche. Dos personas han sido detenidas por un supuesto delito de tráfico de personas.

Fuente:
RT en Español