Un equipo de astrónomos dirigido por Christopher Manser, de la Universidad de Warwick, en Reino Unido, ha descubierto los restos de un planeta destruido que posee características similares a la Tierra.

Según el estudio publicado este jueves, el hallazgo permite conocer el futuro que podría esperarle a nuestro mundo dentro miles de millones de años.

El cuerpo encontrado parece ser el núcleo de un planeta cuya corteza fue arrancada por la intensa gravedad de la enana blanca que orbita, conocida como SDSS J1228 + 1040. Esta última es una estrella que ha quemado toda su energía nuclear y se encuentra en la última etapa de su existencia.