En días recientes, se hizo viral un video captado por un empleado de un matadero el pasado 5 de enero. Al lugar llegó una vaca, la cual, prácticamente “suplicó” por su vida e hizo varias cosas para evitar que le dieran muerte.

Resulta ser que el dueño de la vaca, un granjero de Shantou, en China, la llevó a un rastro para venderla.

Ahí, un carnicero intentó arrastrar al animal para bajar del camión, y fue entonces cuando esta se puso de rodillas en varias ocasiones, negándose así a caminar, e incluso, comenzó a mugir a manera de lamento, e incluso sus ojos se llenaron de lágrimas.

Uno de los trabajadores del matadero grabó la extraña reacción de la vaca y subió el video a Internet, en donde rápidamente se hizo viral. La historia fue divulgada por los usuarios de las redes, así como por varios medios de aquel país; algunos expertos indicaron que muy probablemente, la vaca está embarazada y esto habría agudizado su instinto de supervivencia.

Rápidamente, algunas asociaciones protectoras de animales se movilizaron y lograron reunir cerca de 24,950 yuanes (unos $3,600 dólares), dinero que se le entregó al dueño del matadero, quien ya había comprado la vaca al dueño original, para así evitar su sacrificio. Finalmente, fue llevada a un templo budista y según testigos, ahí, la vaca nuevamente se arrodilló, “como en señal de agradecimiento”.

Facebook Comments