De chicos nos enseñaron que no hay que jugar con la comida, pero queda claro que esta orquesta, radicada en la ciudad de Viena, no tomó esa regla al pie de la letra. Más bien todo lo contrario.

The Vegetable Orchestra es una ingeniosa agrupación que, como su nombre lo indica, hace música únicamente con vegetales frescos. La Orquesta busca crear conciencia acerca del desperdicio alimenticio al utilizar zapallos, pepinos, raíces de mandioca, zanahorias y calabazas, entre otros vegetales, para fabricar los instrumentos de viento con los que tocan durante sus presentaciones.

Los músicos preparan sus instrumentos antes de cada show. Con anticipación, se dirigen a los mercados a escoger los vegetales para los tres tipos de instrumentos que necesitan: los ready made (aquellas verduras que suenan bien sin necesidad de hacerles trabajos posteriores), los instrumentos simples (verduras con uno o pocos cortes), y los instrumentos complejos, que son aquellas verduras que exigen un trabajo de luthería más elaborado.

Según cuentan los músicos, lleva entre dos y tres horas fabricar los instrumentos. Y mientras los realizan, con todas las sobras de verduras cocinan una sopa que, luego de sus conciertos, es repartida entre el público, para que puedan degustarla.

Facebook Comments