Un pequeño chip para curar todos los órganos

Lo que una vez fue ciencia ficción ahora se está convirtiendo en una realidad: órganos enteros sanados simplemente tocando un pequeño chip. Los responsables del desarrollo de esta innovadora tecnología, que podría restaurar pronto cualquier órgano del cuerpo, son un equipo de investigadores de la Escuela Médica Wexner de la Universidad Estatal de Ohio y del Colegio de Ingeniería de la Universidad de Ohio en Columbus (EE. UU.).

El dispositivo cambia la función celular del organismo de una manera no invasiva; está basado en un tipo de nanotecnología llamada nanotransferencia de tejidos, que puede reprogramar células adultas vivas en cualquier otro tipo de célula.

La tecnología se basa en dos elementos principales, y el primero es el chip en sí mismo. Utilizando la nanotecnología, los científicos diseñaron un dispositivo al que se pudiera inyectar una carga genética en las células. El segundo elemento es la propia carga genética: el chip lleva un código genético específico en forma de ADN o ARN que, cuando se aplica a las células, cambia su estructura y funciones anteriores y las reprograma de forma necesaria para reparar la lesión.

Como explican los autores del estudio, los factores de reprogramación son enviados a la célula usando un ‘campo eléctrico altamente intenso y enfocado a través de nanocanales ordenados’. En resumen, el chip se coloca sobre la piel y con un simple toque, una pequeña corriente eléctrica casi imperceptible forja canales en el tejido.

El ADN o ARN se envía a través de estos nanocanales y comienza el proceso de reprogramación de las células, dándoles una nueva ‘identidad’. “Solo se necesita una fracción de segundo, hay que tocar el chip en el área herida y luego retirarlo, justo en ese momento comienza la reprogramación celular”, explica Chandan Sen, líder del trabajo.

fotografía de Muy interesante

About Gaby

Check Also

Perros pitbull salvan a dos niños de ser atacados por una serpiente venenosa

Un par de perros pitbull salvaron la vida de dos pequeñitos que estaban jugando en …