EEUU GOBIERNO

Washington, 19 may (EFEUSA).- El presidente de EE.UU., Donald Trump, la emprendió este domingo contra los programas políticos dominicales a los que denominó de “noticias falsas” y les pidió que informen sobre los récords económicos y logros en otros campos de su Administración.

“Para todos los programas políticos del domingo de noticias falsas, cuyo sesgo y deshonestidad es el mayor nunca visto en nuestro país, por favor informen a sus espectadores que nuestra economía está estableciendo récords”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Según el gobernante, Estados Unidos cuenta “con más personas empleadas hoy que en cualquier otro momento de la historia” y defendió las medidas de su Gobierno frente a los militares, los veteranos, los tribunales y la Corte Suprema de Justicia.

También destacó que “los precios de los medicamentos bajaron por primera vez en 51 años (y pronto bajarán mucho más)”, a la vez que resaltó el recorte de impuestos y su política exterior, que describió como “fuerte”.

“Y mucho, mucho más de lo que nadie hubiera podido hacer. Nuestro país está siendo GRANDE”, agregó el presidente en su cadena de mensajes.

Trump aprovechó además para responder a las opiniones que dio a conocer en Twitter el congresista republicano Justin Amash, quien consideró que Trump incurrió en una conducta “procesable”.

Amash, quien en mayo de 2017 se había mostrado a favor de abrir un proceso de destitución o “impeachment” a Trump si se demostraba que presionó al exdirector del FBI James Comey para que abandonara la investigación de uno de sus asesores por sus vínculos con Rusia, se apartó este sábado de la línea de su partido, el mismo de Trump.

El legislador consideró que el fiscal general, William Barr, “distorsionó” el informe judicial sobre la llamada trama rusa elaborado por el fiscal especial Robert Mueller.

El pasado 18 de abril, Barr defendió que no hay “pruebas suficientes” de que Trump obstruyera la justicia en el contexto de la investigación sobre la trama rusa, e insistió en que “no hubo conspiración” del mandatario con Rusia.

Barr se pronunció poco antes de que el Congreso y el Departamento de Justicia recibieran una versión censurada del informe de Mueller sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones de 2016.

“El partidismo ha erosionado nuestro sistema de controles y balances”, se quejó Amash en Twitter, y apuntó que “pocos miembros del Congreso han leído el informe”.

Sin embargo, Trump salió hoy al paso de esas críticas, y se refirió al congresista de Michigan como “un peso ligero” que se opone a él y a las “grandes ideas y políticas republicanas”.

El mandatario indicó que si Amash leyó el informe de Mueller vería que no hubo “conspiración” ni “obstrucción”, y lo calificó de “perdedor”.

Facebook Comments