Cuando se trata de sexo, lo mejor es andarse siempre extremando precauciones y más aún si tu pareja kinky no es tu esposa… de lo contrario, podría sucederte lo mismo que a un colombiano de 44 años, que además, es “un hombre muy representativo para la sociedad”, razón por la que se desconoce su identidad. 

Resulta que él y una joven trabajadora sexual de 22 años se conocieron a través de redes sociales y comenzaron a tener encuentros, pero en una de esas ocasiones, ella se grabó teniendo relaciones sexuales con él, con lo que obviamente violó su privacidad pues lo hizo a escondidas. 

Pero ahí no terminó todo, la mujer continuó escribiéndole a través de WhatsApp y así consiguió fotografías bastante comprometedoras; luego comenzó a usar todo el material para extorsionarlo y lo amenazaba con contarle todo a su esposa si no accedía a comprarle ropa y perfumes costosos. 

Al principio, el sujeto accedió pero en determinado momento la situación se hizo incontrolable y acudió a la policía. Tras la denuncia, la joven extorsionadora fue detenida en un operativo sorpresa, informó Manuel Vázquez, comandante de la Policía de Bucaramanga.

Facebook Comments