Fuente:Hola News.

Jacobo Strimling | [email protected]

• De cara a la temporada veranera y la costumbre de visitar piscinas, lagos y ríos, las agencias del orden dieron sus indicaciones para prevenir accidentes.

Charlotte, NC.- Tres personas lograron llegar a la orilla del lago, suerte con la que no contó un hombre que murió ahogado en el río Catawba, tras hundirse el barco en el que navegaban, el pasado domingo 19 de mayo. Su cuerpo fue encontrado hasta la tarde de este lunes.

Tragedias como esta son las que buscan evitar las autoridades del condado Mecklenburg y del estado en general, proveyendo información crítica a la comunidad sobre la seguridad en el agua.

Con esa intención, el Departamento de Bomberos convocó, el pasado jueves 16 de mayo, a una conferencia de prensa en la que se habló de la importancia de usar un dispositivo de flotación personal, es decir, chalecos salvavidas; aprender a nadar con un instructor de natación profesional y hacer uso de un buen juicio antes de correr riesgos dentro y alrededor del agua.

“Lo más importante es saber nadar, si no lo saben, deben usar un salvavidas”, dijo el bombero Héctor Rivera a sabiendas que las piscinas comunitarias comenzaron a abrirse, y también al llegar el clima caliente, las personas visitan con mayor frecuencia los ríos y lagos del área.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos, el condado Mecklenburg tiene la tasa más alta de ahogamientos en el estado, incluidos los de la costa.

Entre 2016 y 2018 se reportaron 365 muertes por ahogamiento en Carolina del Norte, 28 de los cuales ocurrieron en Mecklenburg.

En el evento, en el que también participaron los equipos de rescate de la Guardia Costera, los departamentos de Policía de Charlotte-Mecklenburg y Gaston, Carolina Dive & Rescue y el Sistema de Salud de Carolina (CMC), se instó a los padres a recordar el ABC de la prevención de ahogamientos: Supervisión de adultos, Barreras y Clases, tanto de reanimación cardiopulmonary ( RCP) como de natación.

El ahogamiento, que es una de las principales causas de muerte entre los niños de 1 a 5 años de edad, representa más de 3.500 muertes involuntarias. Carolina del Norte es el estado seis en el número de ahogamientos en el país.

Ojo con los niños

Janice Williams, directora de Prevención de Lesiones de CMC, advirtió que los menores pueden ahogarse, silenciosa y rápidamente. “Puede haber pocas salpicaduras, puede no haber brazos agitándose ni gritos. Cuando un niño comienza a luchar es posible que los padres tengan menos de un minuto para reaccionar”, dijo,  por lo que recordó estar atentos cuando los pequeños estén en el agua.

Las autoridades recomendaron también llevar a los niños a clases de nadar, las cuales se ofrecen gratuitamente, o a módicos precios, por Mecklenburg County Park and Recreation, YMCA y Charlotte Aquatics.

Según datos provistos, los afroamericanos y los hispanos tienen tres veces más probabilidades de estar involucrados en un incidente de ahogamiento que otras etnias.

A los navegadores, se les recomendó tomar una clase de seguridad en el agua, las cuales se ofrecen también de manera gratuita, y con las que se pueden evitar fatalidades.

Rivera pidió a la comunidad “no tomar el riesgo de beber y estar cerca del agua”. De igual forma las autoridades recordaron que, así como sucede en las carreteras, debe haber una persona designada a no ingerir bebidas alcohólicas para conducir las embarcaciones.

También es importante saber que por ley todos los niños menores de 13 años deben tener puesto un dispositivo de flotación cuando se encuentren en una embarcación.

Clases de seguridad en botes

Según indicó  Rob Russo, miembro de la Guardia Nacional, la agencia ofrece clases de seguridad gratuitas para aquellas personas que gustan disfrutar el agua desde sus propios botes.

“Ofrecemos estas clases en las que explicamos a la gente cómo conducirse en el agua, los códigos de tránsito, las medidas de seguridad necesarias tanto para el que maneja como para los tripulantes y, al final de cada curso, les hacemos entrega de una especie de licencia que los certifica para conducir en el agua”, explicó, Russo.

Y es que al igual que en las rutas terrestres, los ríos, lagos y mares también cuentan con un código de tránsito que debe ser respetado y, de no cumplirse, los conductores podrían enfrentar multas y penalidades por parte de las autoridades, se indicó.

Para cursos de seguridad en el agua visite:
charlottesafetytraining.com y/o boat-ed.com/northcarolina/

Para clases de natación consulte: charlotteaquatics.com, ymcacharlotte.org o mecknc.gov/parkandrec/aquatics/

CONSEJOS PARA LAS FAMILIAS
CUANDO VISITAN OCÉANOS, LAGOS Y RÍOS

• Observe a los niños cuando estén dentro o cerca del agua, sin estar distraído.
• Cuando hay varios adultos presentes, elija uno para ser responsable de observar a los
niños en o cerca del agua.
• Cada niño es diferente, así que inscriba a los niños en
lecciones de natación cuando estén listas – considere su edad, desarrollo y con qué frecuencia están alrededor del agua.

Asegúrese de que los niños aprendan habilidades de supervivencia en el agua.
Los niños deberían poder hacer estas cinco cosas:
1. Pisar o saltear al agua sobre su cabeza y regresar a la superficie.
2. Dar la vuelta en el agua y orientar hacia la seguridad.
3. Flotar en el agua.
4. Combinar la respiración con el movimiento hacia adelante en el agua.
5. Salir del agua.

Facebook Comments