Photo by: Flickr.com/Toshiyuki IMAI

El recién nacido, que no ha sido nombrado, tiene una afección médica conocida como agenesia del pene.Es extraordinariamente raro, con solo 80 casos registrados en la literatura científica.

El nacimiento de este bebé con su extraña condición fue contado por el equipo médico liderado por Müslim Yurtçu en la revista médica Urology Case Reports.

A pesar de no tener pene, el escroto del bebé estaba “bien formado” y sus testículos habían descendido. Según señala la revista médica, no tenía otras deformidades corporales visibles.

En este caso, la reconstrucción del pene es una “buena alternativa” para el bebé, según los médicos de la Universidad Erbakan en Konya, que está a 160 millas al sur de la capital, Ankara, Turquía.

Un día después de nacer, el bebé fue llevado a cirujanos pediátricos para investigar su condición, donde encontraron que tenía una fístula vesicorectal, una conexión anormal entre su vejiga y el recto.

Esta desafortunada condición puede causar que la materia fecal se filtre en la orina de una persona, aunque no se reveló si el bebé sufría tales síntomas.

Los médicos también descubrieron que después de un examen médico tenía una afección que causaba una acumulación de orina: la acumulación se detectó durante la cirugía para extraer la fístula.

Aunque se han reportado casos, la agenesia del pene asociada con el reflujo vesicoureteral no se había reportado en un lactante con fístula vesicorectal.

Este es el primer informe de un bebé con la combinación de agenesia del pene, reflujo vesicoureteral y fístula vesicorectal.

Si bien generalmente se recomienda la asignación de género femenino para esta anomalía (para evitar la reconstrucción), la familia del bebé ha optado por el procedimiento. El Dr. Richard Viney, un urólogo de la Clínica Bladder en Birmingham, lo calificó como un “caso fascinante y complejo”.

Facebook Comments