Un joven de 29 años perdió la vida tras combinar alcohol, aceite y otros líquidos para transmitir en vivo a través de Liaoliao, donde ganaba 500 yuanes (mil 414 pesos) por video. Días antes de su muerte, Chu había anunciado su retiro en un clip donde aparecía temblando pero sus seguidores le pidieron que continuara.

En la transmisión donde perdió la vida, el chino comenzó a sentirse mal, cortó el video y acudió al hospital, donde falleció horas más tarde.  Sus familiares piensan que las grandes cantidades de alcohol que consumía diariamente lo condujeron a su trágico final. Por su parte, la aplicación de Liaoliao bloqueó el acceso a la cuenta de la víctima, informa ‘South China Morning Post’.

Facebook Comments