El cantante ha hecho cambios en s vida tras habérsele diagnosticado hígado graso. Julión Álvarez se enteró que sus problemas de reflujo que le afectaban al momento de cantar se debían a que tiene el hígado graso.

Fue en ese momento que el intérprete hizo importantes cambios en su vida, pues quiere compartir el mayor tiempo posible con su hija, así como quiere muchos años más de carrera.

“Tengo el hígado graso, mucho reflujo, sobrepeso, cansancio en el show. Ya no andábamos como tiene que ser y creo que todo tiene un tope”, dijo Julión en entrevista para el diario Reforma. “Mi bebé es muy chiquita, quiero estar sano o fuerte, para cuando tenga unos 15 voy a tener cincuenta y tantos”, señaló.

Desde entonces, el intérprete ha dejado el alcohol, hace más ejercicio y come mejor. “No digo que toda la vida voy a dejar de tomar, pero estoy dejando el alcohol, y tengo más de un mes que no bebo, y fue por cuestiones de salud. Ya estaba muy gordo”, señaló. Después de ese cambio, el cantante ya perdió 10 kilos, y definitivamente se siente mucho mejor.

Facebook Comments