Photo by: Flickr.com/Rafael Edwards

Todos tenemos distintas maneras de reaccionar ante el dolor y la pérdida, algunos se aíslan, otros lo toman con positivismo y algunos más prefieren ‘seguir en contacto’ con sus seres amados, aunque estos ya no estén físicamente.

Recientemente se dio a conocer el caso de Chastity Patterson, una joven de Newport, Arkansas, que a diario desde la muerte de su padre, hace cuatro años, le enviaba mensajes de texto.

Lo curioso de su historia es que hace unos días recibió una respuesta inesperada.

  “Hola papá, soy yo. ¡Mañana será de nuevo un día difícil!”, escribió la joven de 23 años en un mensaje enviado el jueves.  Contó detalles de su graduación del colegio, relaciones fallidas, la pérdida de todos los viejos amigos y el hallazgo de un nuevo amor. Además relató que su cáncer no ha regresado porque se cuida bien, y que conduce el mismo coche que hace 4 años.

“Mi nombre es Brad, perdí a mi hija en un accidente automovilístico en agosto del 2014 y tus mensajes me han mantenido con vida. Cuando me escribes, sé que es un mensaje de Dios. Hace años que quería devolverte el mensaje de texto, pero no quería romperte el corazón. Eres una mujer extraordinaria y desearía que mi hija se hubiera convertido en la mujer que eres […] me recuerdas que hay un Dios. Me disculpo de que tengas que pasar por todo esto, pero si esto te hace algo mejor, estoy muy orgulloso de ti”.”, se lee en la respuesta.   Las capturas de pantalla publicadas por la joven en su cuenta de Facebook rápidamente se viralizaron. 

Facebook Comments