Uno a uno se han ido uniendo a la lista, ciudades y países que permiten el consumo recreativo o  medicinal de la mariguana y sus derivados.

Grecia lo hizo hace ya dos años así que ahora se permite la venta y el cultivo de cannabis para fines industriales y aprovechando esto, una empresa instaló en pleno centro de Atenas una máquina distribuidora del producto.  “Esta máquina es la primera en Grecia.

En la semana próxima, será plenamente operacional y cualquier persona interesada podrá comprar su cannabis”, dijo Grigoris Morakos, de la firma Hempoil, propietaria de la dispensadora.

  Una vez en funcionamiento, la máquina deberá expedir “de uno a tres gramos de cannabis, a un costo de entre 10 y 15 euros (200 y 300 pesos) por gramo”, explicó Morakos. Esta clase de máquinas ya existen en otros países, pero su popularidad ha ido creciendo y cada vez parecen más una opción viable para satisfacer de forma segura y rápida a los consumidores.

Facebook Comments