Las imágenes mostraban a la profesora Christina Lester amenazando a Adriana y a otros niños con golpearlos en el rostro y sacarles los dientes, además de robarles la comida.

Mientras tanto, ninguna de las asistentes (June Yurish y Kristin Douty) actuaba para detener los abusos. Con las aterradores pruebas, tanto Lester como Yurish y Douty fueron acusadas de abuso verbal contra menores de edad, así como de amenazas de violencia física.

El fiscal general de Virginia, Patrick Morrisey, confirmó que las tres mujeres ya se encuentran arrestadas. “Estas detenciones envían un mensaje contundente: que el abuso infantil no será tolerado y debe denunciarse.

Debemos continuar trabajando para garantizar que los niños vulnerables estén protegidos, especialmente en la escuela”. Sin embargo, en el caso de Adriana el maltrato pudo haber ido más allá que el psicológico, ya que la niña tenía moretones, se negaba a hablar, lloraba al subir al autobús, y no quería salir de casa, según contó el abogado de la familia, Ben Salango.

Por este motivo, la demanda civil incluyó a la directora de la primaria Berkeley Heights, Amber Boeckmann, y a la superintendente adjunta del condado, Margaret F. Kursey. Ellas “intentaron oscurecer activamente la evidencia con una investigación defectuosa”, señaló Salango. 

Facebook Comments