Randleman, NC.- Un caso sin precedentes se registró en Randleman, una pequeña ciudad ubicada en el Condado de Randolph que tiene 4.120 habitantes y de ellos 346 son hispanos, según la Oficina del Censo 2010.

El incidente salió a la luz el pasado viernes, 10 de enero, después que el cuerpo de un hombre desaparecido fue encontrado, según información de la policía de Greensboro.

Las autoridades adelantaban una investigación relacionada con José Israel Mora-Espinosa, de 28 años de edad, desde octubre del 2018 cuando se les notificó su desaparición.

Las primeras pesquisas indicaban que estaban implicados Luis Ernesto Flores, de 29 años y residente en Asheboro, y David Pérez Almeida. Mientras avanzaba la investigación, en el escenario apareció el nombre de Sandra Urbieta Hernández, de 27 años, quien reside en Greensboro.

Después de la aparición del cuerpo sin vida de Mora-Espinosa en Fox Street, en Randleman, a los tres sospechosos se les imputaron cargos de asesinato en primer grado.

La policía de Greensboro, la Oficina del Sheriff del Condado de Warren y SBI continúan investigando.

Fuente: http://holanews.com

Facebook Comments