El presidente Trump amenaza con cerrar la frontera ante al avance de una caravana migrante procedente de Centroamérica

El presidente Donald Trump ha dejado muy en claro que no se quedará quieto ante el avance de una multitudinaria caravana de migrantes centroamericanos que salió de Honduras a principios de semana y que avanza hacia la frontera de México con Estados Unidos.

 

Ahora, el mandatario de 72 años amenaza con cerrar la frontera con ayuda del ejército si México no hace nada por detener el paso del grupo Viacrucis Migrante, como se hace llamar el movimiento. “Además de detener todos los pagos a estos países que parecen tener poco control sobre su población, debo, en los términos más enérgicos posibles, pedirle a México que detengan esta masacre y que si no son capaces de hacerlo yo voy a llamar al ejército de Estados Unidos ¡y VOY A CERRAR LA FRONTERA SUR!”, exclamó el presidente por medio de un tuit publicado a primeras horas de este jueves.

El mensaje aparece luego de que el martes Trump amenazara con cortarle todo tipo de ayuda monetaria a Honduras. “¡Los Estados Unidos han dejado saber enérgicamente al presidente de Honduras que si la gran caravana que se dirige a Estados Unidos no es detenida y llevada de regreso a Honduras, no habrá más dinero o ayuda para Honduras con efecto inmediato!”, dijo Trump en un tuit.

 

La caravana partió el 12 de octubre pasado de San Pedro Sula, capital del país centroamericano. A pie y en autos sus integrantes enfilaron hacia Guatemala para dirigirse a México. Según reportes, el gobierno federal de México envió dos aviones 727 al estado de Chiapas cargados de elementos del ejército mexicano para monitorear el paso de los migrantes y brindarles seguridad, más no para detenerlos.

Por su parte, el Ministro de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, aseguró que  los organizadores de la caravana habían brindado la información “requerida” por el gobierno mexicano para permitir la entrada de los migrantes al territorio y para realizar el proceso de solicitud de refugio, si así lo requieren.

 

Cuando la caravana comenzó se informaba de unos 1,500 participantes, pero según cálculos actuales hay aproximadamente 4,000 personas en el grupo que continúa su avance hacia el norte. La crisis surge en vísperas del viaje que realizará el Secretario de Estado Mike Pompeo a Ciudad de México para reunirse con el presidente saliente Enrique Peña Nieto.

About Gaby

Check Also

Hombre balea a pastor en pleno servicio religioso en iglesia

Un hombre irrumpió en un culto de una iglesia  y la emprendió a tiros contra …