En una de las zonas más pobres de la mexicana Ciudad Juárez, donde se encuentran las compuertas del río Bravo o río Grande, frontera natural entre México y Estados Unidos, la Patrulla Fronteriza estadounidense disparó gas pimienta a algunas personas que se bañaban en sus aguas.

El pasado domingo, los agentes dispararon al grupo de personas que se bañaban en el territorio estadounidense del río, quienes tras la agresión lanzaron piedras al guardia que cuidaba las compuertas.

Facebook Comments