El hospital de San Bernabé en Nueva York, Estados Unidos, cometió un grave error al confundir a un paciente de 40 años que ingresó con una sobredosis de drogas que provocó daños irreversibles en el cerebro. Los profesionales llaman a una mujer para informarle a su hermano.

Frederick Williams se encuentra con los riesgos vitales y tiene muy pocas posibilidades de sobrevivir. A pesar de que a Shirell Powell le fue difícil identificar al niño, a la vez que se presentó una fuerte hinchazón, a la esperanza y al estado tenerlo conectado por dos semanas.

Pasado ese tiempo, el joven autorizó a desconectar a su supuesto hermano del respirador pero no dio cuenta de esto, recibió la llamada del médico para que no se notificara ni se registrara ni una persona parecida ni un nombre idéntico.

Frederick Clarence Williams, el hermano de Powell era Frederick Williams. “No me lo podía creer, fue un alivio”, dijo la chica cuando volvió a ver a su hermano. Aunque el hecho ocurrió el pasado 15 de julio, The New York Post informó que el caso continúa siendo investigado.U

Facebook Comments