Nunca un bebé nacido con tan poco peso había salido de la maternidad sano y salvo, según los registros del nosocomio, pues su tasa de sobrevivencia para cuando el bebé está por debajo de los 300 gramos es muy baja “sobre todo cuando se trata de varones”.

Después de permanecer cinco meses en terapia intensiva,este bebé prematuro que pesaba 268 gramos al nacer salió del hospital con buena salud y pesando más de tres kilos,anunció el Hospital de Clínicas Keio de Tokio.

Captura de pantalla 2019-02-27 a la(s) 12.42.43 p. m.

Los médicos habían provocado el nacimiento prematuro del bebé al cabo de 22 semanas de embarazo debido a una falta de crecimiento. Cuando nació era tan pequeño que cabía en la mano de un adulto, recordaron los médicos.

Al cabo de cinco meses de cuidados intensivos en el servicio de neonatología, el bebé aumentó su peso a 3.238 kilos. “Estoy feliz de que haya aumentado tanto de peso, sinceramente no creía que pudiera sobrevivir”, dijo la madre.

Los casos precedentes de salida del hospital en buena salud de bebé varones nacidos con un peso menor al de 300 gramos fueron registrados en Alemania en 2009 (274 gramos), Japón en 2009 (297 g), 2011 (294 g) y 2015 (289 g), según un registro internacional de la Universidad de Iowa, Estados Unidos.

Facebook Comments