Consejos para mantener tu estuche de maquillaje

0
12

En tu estuche de maquillaje se pueden encontrar bacterias con potencial infeccioso. Esto sobre todo en las esponjas, las cuales presentan microorganismos como la E. coli y S. aureus, de acuerdo con las evidencias.  Se estima que, entre un 79 y un 90 % de los productos de uso diario para maquillar, contienen una carga bacteriana significativa. Lo anterior quedó evidenciado en una investigación realizada por doctores de la Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud de la Universidad de Aston, en Birmingham (Reino Unido).

Objetivo del estudio de un estuche de maquillaje
El objetivo del estudio fue analizar la naturaleza y el alcance de la contaminación en cinco tipos de cosméticos de uso cotidiano como son la barra de labios, la máscara de pestañas, el delineador, el glosa labial y las esponjas de maquillaje. Las esponjas de maquillaje son un producto muy vendido en todo el mundo, según refleja este estudio. Los productos que se utilizaron en el estudio procedían del uso de diferentes personas. Para llevar a cabo el análisis de su contenido en bacterias se hicieron cultivos bacterianos. Las evidencias sugieren que elementos como las brochas y esponjas de maquillaje contienen bacterias con potencial infeccioso. Los resultados  del estudio dieron a conocer la presencia de bacterias en nueve de cada diez cosméticos. Estas bacterias pueden ocasionar desde infecciones cutáneas hasta enfermedades sistémicas, en especial, si se utilizan cerca de la boca, los ojos o si penetran en alguna herida de la piel. En concreto, en todos ellos se encontró la presencia de Staphylococus aureus, Escherichia coli y Citrobacter freundii, microorganismos patógenos que constituyen un riesgo para la salud.

Las bacterias como E.coli o S. aureus pueden llegar a infectar heridas o encontrar vías de entrada a través de la piel, y producir una infección. En general, pueden producirse diferentes tipos de infección. La infección puede ser localizada y leve o localizada y más profunda y grave. Incluso, puede llegar a producir una infección generalizada en el caso de personas con el sistema inmunitario debilitado. La presencia de estas bacterias es alto en las esponjas de maquillaje. El estudio determinó que estos productos eran, con diferencia, los que tenían los niveles más altos de bacterias perjudiciales.  La principal razón de que se dé esta importante carga bacteriana es la falta de higiene. En un alto porcentaje de los casos, las esponjas analizadas no se habían lavado nunca, aunque muchas de ellas, incluso, habían caído al suelo. Además, hay que tener en cuenta que se suelen guardar húmedas, lo que contribuye a la proliferación de bacterias. Por esta razón, la esponja de tu estuche de maquillaje es más susceptible de contaminarse. Asegurar una adecuada limpieza de los elementos usados en el maquillaje es la mejor forma de evitar una infección.

Consejos para mantener tu estuche de maquillaje
No olvides que cualquier esponja, ya sea de limpieza facial o la que usas para aplicar y difuminar el maquillaje, es un potencial foco de bacterias. Debes mantener las esponjas limpias y, en la medida posible, es recomendable secarlas por completo antes de guardarlas. La humedad es un potente caldo de cultivo para las bacterias que pueden acumularse en la esponja de tu estuche de maquillaje. El contacto con niveles significativos de contaminación microbiana y de otros microorganismos patógenos durante el uso de los productos cosméticos supone un riesgo para la salud.  Para ello, los fabricantes se aseguran que, tanto las fechas de caducidad como los requisitos de limpieza de este tipo de productos cosméticos, se puedan ver de forma clara y destacada en su embalaje. De esta manera, cuando vayas a comprar o utilizar este tipo de productos, puedes identificar los símbolos utilizados para ello. Las guías de la Unión Europea exigen el cumplimiento estricto por parte de las marcas de maquillaje de los estándares de higiene en la fabricación. Por este motivo establecen, en el caso concreto de la E. coli, la exigencia de que no se encuentre ningún tipo de concentración de esta bacteria en los nuevos productos cosméticos. Asegurar una limpieza regular Más allá de la fecha de caducidad del estuche de maquillaje, es necesario tomar conciencia de la necesidad de limpiar con regularidad las esponjas para evitar riesgos de contaminación bacteriana.

Facebook Comments