Robar un banco en un coche rápido y elegante es cosa de ayer. Hoy en día, al parecer está de moda cometer delitos utilizando uno de los dispositivos más populares del sector tecnológico: la patineta eléctrica. Luca Mangiarano, un joven de 19 años, fue oficialmente acusado de robar un banco en Austin, Texas y arrestado.

De acuerdo con las autoridades, a mediados de diciembre Mangiarano se presentó en el banco con una capucha y le pasó una nota al cajero en la cual le exigió dinero. Para escapar, el joven supuestamente se subió a un patinete eléctrico de la empresa Jump, la división de patineta eléctrica de Uber.

  No obstante, escaparte en un vehículo que tienes que alquiler con una tarjeta de crédito, u otra cuenta electrónica, no necesariamente es la mejor idea.  A continuación, la policía, armada con un vídeo de un joven alquilando una patineta cuya apariencia coincidía con la del ladrón, se puso en contacto con Uber para contarles sobre el robo.

La empresa procedió a darles el nombre de Mangiarano, su dirección y el número de tu tarjeta de crédito. Tampoco ayudó el caso de Mangiarano el hecho de que se encontró la patineta de la escena del crimen fuera de su apartamento.  Además, de acuerdo con The Verge, datos de su proveedor telefónico afirmó que estaba en la zona cerca de la ubicación del banco cuando se cometió el crimen.

Facebook Comments