Las lesiones en sus músculos generaron una enfermedad que puede causar problemas permanentes en los riñones.


Una adolescente china de 19 años identificada como Tang y su amiga terminaron hospitalizadas con una enfermedad en los riñones luego de hacer o que parecía un inocente juego. Debido a que viven en ciudades distintas, estaban teniendo una videollamada; entonces, decidieron emprender un reto que consistía en realizar mil sentadillas cada una… ¡1000! 


Ninguna de las dos se imaginaba que ni los atletas profesionales suelen hacer tantas repeticiones seguidas de un mismo ejercicio, pero como era parte del juego no se detuvieron y durante tres horas se turnaron para completar la hazaña; a pesar de que ninguna de las dos acostumbra ejercitarse, concluyeron el reto, seguramente cansadas, pero con normalidad. 


El tiempo transcurrió sin novedad, pero tras dos días Tang comenzó a sentir un fuerte dolor en las piernas y ante medios de comunicación locales dijo que era tan molesto que ni siquiera le permitía doblarlas o moverlas, sin embargo, la preocupación verdadera comenzó cuando fue al baño y notó que su orina era de un color intenso e incluso rojizo. 


Angustiada, Tang pidió a su novio que la llevara a un hospital local al que llegó no sin sufrir horribles dolores musculares; ya ahí los médicos realizaron diversos estudios y encontraron que la joven padecía una extraña enfermedad llamada rabdomiólisis que se genera por una lesión muscular grave y afecta a los riñones, por lo que fue ingresada a la Unidad de Cuidados Intensivos de Emergencias.

A la distancia, la amiga de Tang también tuvo que ser hospitalizada y recibió el mismo diagnóstico con esta enfermedad potencialmente fatal, reportó Chinese Media.

Facebook Comments