Photo by: Flickr.com U.S. Department of Agriculture

Si desayunamos, almorzamos o cenamos acompañados de nuestra familia habrá un impacto positivo en nuestras vidas. Comer en familia es una costumbre que se ha diluido con el tiempo por diversas razones culturales, pero sigue siendo una tradición positiva para todos los miembros.
1. Control de las porciones
Comer en familia exige una medición distinta de las porciones que cada miembro de la familia consumirá. Esto tiene una gran incidencia en la alimentación, al incentivar un mayor equilibrio dietético.
2. Consumir comida más sana
Comer en la calle, si no es una comida casera prepara previamente, supone un ahorro de tiempo, pero sacrificando la integridad de los alimentos. Si te alimentas en familia, no solo comerás con los tuyos, sino que también ingieres alimentos generalmente más sanos.
3. Punto de encuentro importante
Los lazos afectivos se fortalecen al comer en familia, al igual que la comunicación. Este punto de encuentro constituye un factor de protección que aleja comportamientos nocivos, dado que incrementa el grado de exposición de un miembro hacia los otros.
4. Mejor rendimiento escolar
Las comidas familiares permiten que los niños tengan conversaciones con los adultos de manera más fluida. Esto impacta en su vocabulario, en su curiosidad, en su razonamiento, permitiendo que el niño refleje un incremento de sus notas académicas.
5. Relajación
La comida en familia es el momento donde te puedes relajar y olvidar momentáneamente el estrés de la vida cotidiana.
6. Reduce el aislamiento
Una persona que se alimenta periódicamente junto con sus familiares, evita desconectarse de ellos o guardar algún tipo de prejuicio o rencor. La interacción continua permite que los vínculos no se deshagan.
7. Sentido de pertenencia
El sentido de pertenencia que se construye cuando comemos con nuestros familiares influye en cómo nosotros nos presentamos frente a los demás en el mundo social. Nos sentiremos apoyados y queridos, y no tendremos que buscar aprobación ajena. En resumen, comer en familia es una actividad que no solo incide en el bienestar del plano alimenticio, sino también en el emocional, psicológico, y social de todos tus seres queridos.

Facebook Comments