3 dolorosos efectos de estar pegados al celular

Están en todos lados y en todo momento: ya no podemos imaginar la vida sin usar el móvil o la computadora. Pero es el cuerpo quien sufre los dolorosos efectos de estar pegados al celular o de vivir sentados frente a una computadora. La doctora Tamara Rozental, cirujana ortopédica especializada en trastornos de manos, codos y muñecas del Centro Médico Beth Israel Deaconess, afiliado a Harvard, señala algunas de esas dolorosas consecuencias de usar la tecnología tanto como la usamos.


La forma en que movemos las manos para escribir en el celular, revisar las redes sociales y tomarnos selfies, genera una condición conocida como osteoartritis, que es el desgaste del cartílago de las articulaciones y provoca dolor general en la mano que más se utilice. Además, el uso de los pulgares en el teléfono, así como la presión fuerte y repetida de los botones con el resto de los dedos, sobrecarga los tendones que van de la muñeca a los dedos, lo que puede generar dolor e incluso inmovilidad, algo que se conoce como tenosinovitis.

Todo puede empezar con una molestia gradual o repentina en un costado del pulgar y la muñeca, y subir hasta el antebrazo. Un médico recomendará algunos analgésicos y ejercicios para estirar los tendones, así como modificar la forma y el tiempo en que se usa el teléfono.


Al mirar el celular o la pantalla de la computadora por tiempos prolongados, estiramos ligamentos, tendones y músculos del cuello y la parte superior de la espalda. Mantener esta postura por mucho tiempo provocará dolores que, aunque son temporales y no causan problemas serios, son incómodos y ocasionan una sensación de estrés en esta zona del cuerpo. La tensión en el llamado nervio occipital, que conecta la base del cráneo con la columna vertebral, también puede generar dolores de cabeza.

Nivelar el monitor a la altura de los ojos aliviará las molestias, así como estar alerta a mantener una posición erguida mientras se trabaja en la computadora. Tomar descansos y hacer ejercicio para fortalecer la espalda evitará estas incomodidades. Según la doctora Rozental, escribir por ratos prolongados en la computadora no genera el famoso síndrome del túnel carpiano -que ocurre cuando un nervio de la muñeca se comprime-, pero sí provocará los síntomas que son hormigueo, entumecimiento y dolor de los dedos índice, pulgar, medio y la parte interna del anular. Por otro lado, apoyar los codos por lapsos prolongados empeora una condición llamada síndrome del túnel cubital, que ocurre cuando el nervio cubital se comprime a través del tejido el codo. Esta afección provoca entumecimiento y dolor de los dedos anular y meñique. Para evitar este dolor puedes usar un lápiz óptico en lugar de un mouse, o bien, colocar el ratón al frente y no a un costado.

About Gaby

Check Also

Lado más oscuro de Jenni Rivera será revelado en polémica cinta

“Asistí a lo que ella le decía after party, en la que había narcotraficantes y …