EEUU TORNADO

Washington, 21 oct (EFEUSA).- Las autoridades evalúan hoy los daños causados por un tornado que afectó el sector norte de la ciudad de Dallas, en Texas, demoliendo edificios durante la noche a su paso de este a oeste por los distritos de Garland, Richardson, Rockwall y Sachse y que dejó a decenas de miles de personas sin luz.

El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que el sistema de tormentas que causó tornados en Dallas se traslada hacia el sur con riesgo de tempestades en Houston, Memphis (Tenesi) y Nueva Orleáns (Luisiana).

La empresa de electricidad Oncor informó de que en horas de la madrugada unos 130.000 usuarios habían quedado sin electricidad y que actualmente esa cifra se había reducido a unos 85.000.

El canal de televisión KDFW4 informó que el tornado, que tocó tierra alrededor de las nueve de la noche del domingo, causó graves daños cerca de Walnut Hill Lane y arrancó el techo de una iglesia.

“El pastor dijo que fue un milagro que nadie resultara herido”, señaló la estación.”Había dos miembros de la cuadrilla de limpieza en el edificio cuando llegó la tormenta. El pastor pidió a los fieles que no visiten el predio por ahora por razones de seguridad”.

Aunque no se ha informado de víctimas falates, las primeras informaciones indican que al menos seis personas tuvieron que ser hospitalizadas para ser tratadas por heridas causadas por el tornado.

En la estación de bomberos 41, cerca de la autopista de peaje en el norte de Dallas, donde el tornado arrancó el techo y casi demolió totalmente el edificio, no se registraron heridos.

Yodvadee Poekachaipatt, gerente del hotel Holiday Inn Express, cerca de la autopista interestatal 653, envió a sus empleados que fueran puerta por puerta a cada habitación advirtiendo a los huéspedes que se trasladaran a la planta baja en cuanto escuchó la alerta de tornados.

La tormenta destruyó ventanas en el hotel, pero tampoco hubo heridos entre los huéspedes, trasladados a otro hotel a pocos kilómetros.

Una situación similar ocurrió en la tienda Home Depot the Forest Lane, donde la gerencia envió a sus empleados temprano a sus casas y cerró las puertas unos 30 minutos antes del azote del tornado. El techo de la tienda colapsó, pero no hubo heridos.

En otras áreas, el tornado se llevó techos, arrancó árboles y volteó numerosos vehículos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here