Photo by : Flickr.com gregoryrallen

Una cruda historia ha conmocionado a Tailandia. Wang Nan, una mujer de 32 años con 3 meses de embarazo, sufrió fracturas en distintas partes de su cuerpo luego de que su esposo la lanzara a un acantilado, con lo que habría intentando asesinarla para después poder cobrar su seguro de vida. 

Los hechos ocurrieron en el Parque Nacional Pha Taem el pasado 9 de junio, pero en un inicio, la mujer dijo que se había desmayado y caído, sin embargo, poco después declaró que había sido su esposo que la aventó. 

Afortunadamente, las cosas no pasaron a mayores, pues aunque la mujer de origen chino resultó con heridas en un muslo, un brazo, la clavícula y las rodillas, el bebé salió ileso y permanece dentro del vientre de su madre. 

El supuesto atacante fue identificado como Yu Xiadong de 33 años, de quien se sabe que atraviesa una situación económica complicada y tiene muchas deudas que pretendía pagar con el seguro de su esposa. 

Fuentes locales aseguran que desde que la mujer fue rescatada, la policía dudó de su explicación, pues Xiadong tenía un comportamiento “extraño”.

Además de que un intérprete habría escuchado a la mujer al marido “¿por qué me hiciste eso?”. Posteriormente Nan dijo haber ocultado la verdad porque su esposo no se alejaba de ella ni u momento.

El acusado fue arrestado, pero negó los cargos. No cabe duda de que la violencia está en absolutamente cada rincón del mundo y no distingue de estado civil, embarazos o raza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here