El gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, probablemente separó a más miles de niños de sus padres en la frontera sur de lo que se creía, de acuerdo con un informe de inspectores gubernamentales difundido el 17 de enero.

Antes se había informado que casi tres mil niños fueron separados a la fuerza de sus padres el año pasado debido a la política migratoria de tolerancia cero que fue utilizada para procesar judicialmente a casi todos los adultos que ingresaron de manera ilegal a Estados Unidos y con la que cualquier menor de edad que los acompañaba fue enviado a refugios o casas de acogida.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here