Photo by: shutterstock.com

Su familia no sabía de la existencia de todo ese dinero.

El caso de una mujer de 87 años ganó popularidad tras conocerse que al momento de fallecer donó alrededor de nueve millones de dólares a 15 organizaciones benéficas, una fortuna que permaneció oculta para sus familiares.

El hecho sucedió en la ciudad de Newcastle, Australia. En vida, Sheila Woodcock no le comunicó a nadie la ‘enorme’ cantidad de dinero que tenía y tampoco estaba en sus planes.

Kent Woodcock, primo de la mujer en segundo grado y tutor, reunió a los representantes de 15 organizaciones comunitarias y reveló el desinteresado acto de Sheila.

En ese momento, sus familiares y amigos se enteraron de la cantidad de dinero que ella poseía.

“Ella no compartió su voluntad con nadie, solo lo descubrí en los últimos seis meses”, relató Kent Woodcock. La mujer nunca se casó y tampoco tuvo hijos, así que dedicó su vida a compartir con sus seres queridos y a viajar.

Según Woodcock, ella se caracterizó por ser una “mujer reservada, fuerte e independiente”.  Sheila detalló con claridad en su testamento las organizaciones y la cantidad de dinero que donaría a cada una.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here